AmeriCleteAndo

¡Hola! ¿Cómo andan? Soy Agustin Rodriguez Pons de Bahía Blanca y les voy a contar más o menos como surgió toda esta idea de viajar así, como un biciturista. Bueno, creo que como a todos o al menos muchos de nosotoros, viajar es nuestra pasión o al menos yo. ¡Siempre fui un apasionado de viajar! De chico tuve la posibilidad gracias a mis padres de hacer algunos viajes, dentro y fuera de Argentina, a lugares de montaña, de playa, de cultura, de paisajes y ¡lugares increíbles! Siempre era esperar ver cuando se podía organizar una salida, aunque sea a Monte Hermoso, acá a 100 km. Lo único que siempre me hacía ruido de viajar así, era tener siempre que andar a las corridas o limitándote con las cosas que ibas a hacer/conocer, porque había una fecha en la que tenias que volver. De chico, por el colegio y por el laburo de tus padres.  Y de grande, por tu propio laburo….limitándote.

AmeriCleteAndo-3
Puente del Inca, punto turístico en la Provincia de Mendoza
AmeriCleteAndo-1
¡En el paso Tromen, de Chile a Argentina, totalmente pasados por agua!

Hace cosa de 3 años, entré a trabajar donde estoy actualmente, Transportadora de Gas del Sur (TGS), y hace 2 años y 9 meses me compré mi primer moto, una Tornado 250, si si, mi primer moto una 250!! Elba, una amiga de la familia me dice cuando la ve “eso es un caballo con ruedas!” jajaj! Cuestión que ese caballo, me llevó a mis primeros viajes como “nómade”. Nos dimos el gusto con Adrian, un gran amigo, de recorrer el sur argentino en moto, un viaje que surgió de la nada y que nos lo pasamos INCREÍBLE, el viaje abarcó Bahía Blanca, Neuquén, Zapala, Pehuenia, pasamos a Chile por el Paso Icalma e hicimos Melipeuco, Cunco, Choroico, Villarrica, Pucón, Menetue, Curarrehue, Correntoso. Entramos a Argentina por el Paso Tromen, e hicimos Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Bariloche, El Bolsón, Lago Puelo, Cholila y Esquel. Aproximadamente unos 3500 km en 17 días.

En ese viaje, más precisamente en Villa Pehuenia, conocimos a Pablo Romiti, un biciturista o un “loco” como yo lo vi en ese momento, que viajaba en bici “hasta Alaska, que viaja, me corrijo, porque al día de hoy sigue rodando! Hablando con él, me hizo replantear muchas cosas acerca de todo lo que tenía material y me dejo picando la idea de viajar sin tiempo de ida ni de vuelta, de querer quedarse 5 días más en un lugar y quedarse! ¿Porque no? Así es como volví a Bahía Blanca, con la cabeza solo pensando en viajar, VIAJAR y VIAJAR.

Al poco tiempo, pude pedir lo que me quedaba de vacaciones en el trabajo y me fui solo en la moto por La Pampa, haciendo Toay, San Rafael, Eugenio Bustos, Mendoza, San Luis, Córdoba, América y regrese a Bahía.  Este viaje fue con la particularidad de que busque hospedaje por CouchSurfing y conocí muchísima gente buena,  dispuesta a abrirte la puerta de sus casas, sin ningún tipo de interés, sólo con la idea de dar una mano al viajero con una buena ducha caliente, un lugar cómodo para dormir y lo más importante, el compartir mates, una  buena comida y buenas historias!


Acá con Adrián Quiroga, padre de Gabriel, usuario de Couch, que por un error mío terminé durmiendo en la casa de su familia y en su cama (me pase 120 km desde San Rafael a Eugenio Bustos, de donde son oriundos). El padre al día siguiente me llevo a recorrer un cañón que hay en esa zona. ¡INCREIBLE lugar! ¡Muchas gracias a todos, Gabriel, Adrián y Raquel que me abrieron las puertas de su casa como si me conocieran de toda la vida!


AmeriCleteAndo-4Acá volviendo del Cerro Penitentes. Luego de haber pasado un poco de frío arriba de la morocha, pero feliz porque salí de la casa de mis tíos sin pensar que me iba a encontrar con ¡tan lindos paisajes!!


Ya de regreso en Bahía Blanca y viviendo en una casa con 2 habitaciones, actualicé mi perfil de CouchSurfing y empecé a prestarla para viajeros, viajeros a dedo, en bici, en triac, en camioneta, en lo que sea y de donde quieran (Austria, Taiwan, Malasia, Serbia, Alemania, Francia, Nueva Zelanda, Finlandia, Portugal, Colombia Chile, Brasil, Mexico y Argentina). Si hasta antes de actualizar mi Couch, venia con ganas de viajar, ni les cuento cuando empece a recibir a toda esta gente! Mi cabeza EXPLOTABA de ideas y de ganas de irme de viaje y no por 15 días… Astrid, una cicloviajera de Austria, a quien le comente las ganas que tenía de hacerlo y en bici, me empezó a preguntar y me ayudó a sacarme dudas y decidir que quería hacer.

“A tu suerte siempre restale una duda, a esa duda una posibilidad, si esa posibilidad te vuelve tan loco, esa es tu verdad…” Dice una canción. ¡Y les aseguro que esa posibilidad me volvía loco en serio!

La decisión estaba tomada, me voy. ¿Porque en bici? porque la moto gasta nafta, cubiertas, aceite y si la idea es renunciar, lo que menos quiero tener son gastos de esa magnitud. Soy ciclista desde siempre y estoy casi seguro de que la gente que me conoce, me debe haber visto más veces arriba de una cleta por la ciudad, que en persona en sus casas. jajaj!
Hacía poco, habían pasado por casa unos chicos de Francia (La Tournée des Rêves) con un carro comprado en Francia, que me llamo bastante la atención por estar hecho con una tabla de madera, liviano y esa tabla era flexible así que hacia las veces de “amortiguador”. Charlando con unos amigos (Dora y Rauli, 2 bicituristas) me dijeron porque no lo hacia yo, así que manos a la obra! Con una tabla de longboard me fabrique mi carro porta equipaje! (Click en el link para ver el álbum).

Esa idea de carro estaba muy buena y el desarrollo que venía haciendo junto con amigos, familia, compañeros de trabajo, ferreteros y bicicleteros amigos, funcionaba muy bien. Solo que había un detalle en todo esto de irme de viaje. Si yo me iba de Bahía Blanca, alguien se quedaba acá. Ese alguien es Frida, la perra que tengo hace 2 años, a quien habíamos adoptado con mi ex y con quien en teoría se iba a quedar. Pero les soy sincero (Y Beti, si lees esto, perdón de nuevo! Jaja) cuando razone que me quedaba sin ella, se me cerro la garganta y se me llenaron los ojos de lagrimas, andar en bici no iba a ser lo mismo sin ella merodeando al lado mío, ande 5, 10 o 30 km, ella siempre esta ahí, fiel como todo perro. ¿Pero entonces como es? Ella siempre fiel y yo ¿la iba a dejar? ¿Que estaba pensando? No puedo dejarla, tiene que venir conmigo, Va a venir conmigo. Esa misma mañana, había estado viendo con un amigo un carro que me gustaba por la posibilidad de llevarla a ella…Un carro mas pesado, mucho menos aerodinámico y que me obligaba a poner alforjas para que me entre todo lo que se lleva en un viaje así, pero que realmente le iba a dar un giro a mi viaje.

Dudo que este escrito como ley en el libro de las leyes de Murphy, pero el día que compre el carro, era Martes por la noche, miércoles y cero respuesta del vendedor. Cuando me responde me aviva que el jueves y viernes ¡era feriado!! Si, ¡tardo mil años en llegarme! Salió recién el otro miércoles, llegando el sábado y con ansiedad, me fui a la terminal con la caja de herramientas para armarlo y volver andando, ¡OBVIO! ¿Que pensaban? ¿Que lo iba a ir a buscar en una chata? ¡jajaj!

AmeriCleteAndo-5
¡Habemus carritus!

¿Y ahora? !Tengo que entrenar a Frida! Empecé a salir a andar así armado, bici con carro y Frida como siempre corriendo al lado mío, que al menos vea que eso nuevo que llevo a tiro, no es nada malo y que pasa a ser parte del combo, bici+carro. Le puse su mantita ahí adentro y a prohibirle subir a todo lugar cómodo y mullidito (Léase cama y sillón). Prohibirle cuando yo me iba, porque conmigo en la casa, la cama era un permitido. Así fue que empezó a dormir ahí adentro….

AmeriCleteAndo-9
Cuando no vaya arriba del carro, irá trotando al lado mío
AmeriCleteAndo-8
¡Unos km. por una ruta de Bahia!
AmeriCleteAndo-7
Acostumbrándose a dormir en el carro

Ya pasado el proceso de acostumbramiento al carro, había que lograr que se suba y ande!

Lo máximo que hice en el primer intento fueron 4 metros, se tiró y quedo cruzada agarrada al carro…! ¡Buen comienzo!

Ya al segundo intento hicimos una cuadra, al tercero cuatro y así sucesivamente fuimos avanzando, lo esencial fue el cambio de collar a pretal.
Es el día y la noche para manejar cualquier perro, por más fuerza que tenga, queda “sin tracción”. Y otra cosa que descubrí, es que va mucho más tranquila una vez que esta cansada. Entonces hacemos algunos km. con ella trotando y algunos más con ella encima. En el tiempo que me  queda, seguiré saliendo y va a ir haciendo más y más kilómetros, hasta que se acostumbre a ir ahí, sin ir ladrarme en la nuca, como a veces hace! jajaj.

Ahora estoy super ansioso a 15 días de mandar la carta de renuncia ami trabajo y a 2 meses y medio de la fecha que puse como límite para salir, Agosto.

Con dirección Noroeste, salgo por La Pampa, rumbo a General Roca, pasando por Casa de Piedra, luego iré a  Chos Malal, donde vamos a empalmar la Ruta 40 y vamos a bajar hasta El Calafate. De ahí, por el Paso Mayer, vamos a pasar a Chile donde vamos a subir hasta  Santiago de Chile/Valparaíso. Ahí la idea es entrar a Argentina y hacer el NOA (Noroeste argentino). Ya después de eso, no sé que voy a hacer. Pero la idea seria llegar a México o un poco más e ir a Canadá, ¡en un viaje sin tiempos ni horarios! Porque la vida es una sola y la estaba viviendo como si hubiese otra después para disfrutar lo que el mundo nos brinda. ¡El tiempo es hoy!

¡Saludos Biciviajeros! Buenas rutas y espero cruzarlos por el camino! ¡Sígannos en este viaje en la página AmeriCleteAndo!

Imágenes y relato: Agustin Rodriguez Pons

5 comentarios sobre “AmeriCleteAndo

  • el 19 mayo, 2016 a las 11:33 am
    Permalink

    Sos MI IDOLO! Te adoro… Hoy y siempre.

  • el 20 mayo, 2016 a las 7:51 pm
    Permalink

    buena historia! bro! buena data la que tiraste para entrenar a Frida! al carro, yo estoy en busca del mismo carro! ya hice unos km, con uno casero! voy por el que tenes vos!. Si pasas por Neuquén chifla! buenas rutas!! abrazo éxitos y pura vida! Piel y Hueso por la carretera!

  • el 27 junio, 2016 a las 6:05 pm
    Permalink

    Querido no te queda NADA !! ojalá el camino nos cruce nuevamente … abrazo y buen camino !!

  • el 3 agosto, 2016 a las 11:53 pm
    Permalink

    Ya paso por Jacinto Arauz donde hizo noche. Un gran gusto haberlo conocido

  • el 26 enero, 2018 a las 4:30 pm
    Permalink

    Hola Agustin!!!! Por donde andas? Pudiste cruzar por Villa O’Higgins? Espero que sigas disfrutando de tu viaje… a nosotros ya se nos termino!!! Es lo que vos decias al principio… hay que volver!
    Fue muy lindo conocerte y tomar ese desayuno con pan casero, manteca y mermelada de guindas junto al lago en Bahia Murta!!! Una linda charla!!!! Que seas muy feliz Agu!!!! Muchos cariños de tus amigos de Chivilcoy.
    Claudia, Juani y Mily

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.