Daniel Zaragoza: un español varado en Argentina

Daniel Zaragoza tuvo que cerrar su empresa de fontanería en 2012 por la crisis que asolaba España. Creó el proyecto “Escribiendo el mundo” y desde entonces se dedica a viajar y escribir ofreciendo sus libros via internet. Ahora se encuentra cumpliendo cuarentena en Zapala, Neuquén, después de recorrer 3.700km en bicicleta desde Ushuaia cruzando la Patagonia.

¿Cómo se te ocurrió viajar por Argentina?

Llevaba dos años soñando con recorrer América, no sabía cómo hacerlo pero me apetecía un viaje de autosuficiencia. Todos los blogs y personas que han hecho este viaje recomiendan hacerlo al revés, ir de norte a sur. Pero yo tenía muchas ganas de conocer Argentina, Chile, Bolivia… Ya conocía de cuando di la vuelta al mundo Perú, Colombia y Brasil. Entonces lo hice de mochilero, pero quedé asombrado por la naturaleza, por las costumbres de cada país, y las cosas que tenemos en común, aquí me siento como en casa.

Acampando en Zapala

¿En qué momento viajaste al país? ¿Ya estaba declarada la pandemia?

Llegué el 26 de diciembre a Buenos Aires, y tomé un vuelo a Ushuaia. En un primer momento pensaba celebrar ahí el año nuevo, es una ciudad preciosa y con mucha vida. Pero me moría de ganas de comenzar a pedalear y dije: “Qué más da que sea año nuevo, día 1, 15 o 25, martes o domingo… este viaje va de no tener fechas ni horarios, de no mirar el calendario”. Así que el 30 de diciembre comencé a pedalear desde la Bahía Lapataia en el Parque Nacional de Tierra de Fuego hacia el norte. Y el año nuevo lo pasé acampando a la orilla de la carretera después de recorrer 100 kilómetros ¡a las 22h ya estaba durmiendo!

¿Explícanos cómo es el recorrido que venís haciendo?

De Ushuaia fui por la Ruta 3 hasta que me desvié para llegar a Porvenir. De ahí a Punta Arenas, Puerto Natales, Torres del Paine, El Calafate y El Chaltén, hasta llegar al paso del Lago del Desierto. Sin duda este tramo ha sido el más duro hasta el momento, sobre todo, por el intenso viento en contra y lateral de, a veces, más de 100 km/h. Fue una prueba tanto física como mental, además con largas distancias recorridas en la pampa sin haber nada. Muchas veces tenía que llevar agua y comida para 4 o 5 días. Pero los paisajes y la sensación de libertad compensaba todo el sufrimiento.

Luego pasé a la Carretera Austral, y fue la parte donde más disfruté del viaje, con los innumerables lagos, ríos, cascadas, bosques… ¡Naturaleza en estado puro! Crucé por Futaleufú para llegar al maravilloso Parque Nacional de los Alerces. Luego tome la ruta número 40 para llegar a El Bolsón y a Bariloche donde hice una parada de 9 días con intención de tomar fuerzas y no parar demasiado hasta Mendoza. Pero después de pasar los espectaculares Siete Lagos, San Martín de los Andes, Junín y al llegar a Zapala me agarró la cuarentena.

¿Cómo estas pasando la cuarentena en Argentina?

Cuando llegué a Zapala llevaba 5 días incomunicado y sin conocer las noticias. Sabía lo que estaba pasando en España por lo que me contaban familiares y amigos, allí recién había comenzado la cuarentena, pero en Argentina estaba la cosa tranquila. Y mi sorpresa fue enorme al encontrarme con el camping municipal cerrado y tener que detenerme por la cuarentena. Me dejaron quedarme en el camping. Tenía luz y agua, y dormía en mi carpa. Allí pasé 15 días, hasta que una casualidad hizo que mi situación mejorase considerablemente… Laura, una mujer argentina residente en España, había leído varios de mis libros y me seguía en las redes sociales. ¡Y justo era originaria de Zapala! Me mandó un mensaje ofreciéndome la ayuda de sus amigos y familiares, uno de ellos es periodista y publicó un artículo sobre mi historia, y comencé a recibir mensajes con muestras de apoyo y de cariño, ofreciéndome comida y hasta una casa. Claudia, una vecina de Zapala, tenía una casita libre y me dejó quedarme a pasar la cuarentena. Así que estoy genial y muy agradecido a toda la gente de Zapala que tan bien me están tratando…

¿Qué pensás de este grave momento que está pasando el mundo y particularmente cómo ves a tu país frente a esto?

Esto que está ocurriendo afecta a toda la humanidad, habrá un antes y un después del coronavirus. Mucha gente va a perder su trabajo y su modo de vida, y el miedo y las nuevas normas va a cambiar nuestra forma de relacionarnos y de vivir. Hay que estar preparados para este cambio y aceptar e intentar fluir con lo que venga.

En mi país está la cosa muy mal. Han muerto más de 25.000 personas y hay muchísimos contagiados. Como no hacen test masivos no se puede saber realmente la cifra de infectados, pero los expertos aseguran que son varios millones. En Argentina se actuó antes, con la ventaja de saber cómo estaba afectando a otros países. Ahora solo queda esperar y cuando acabe la cuarentena, ver si se puede seguir viajando.

Contanos cómo fue la preparación del viaje ¿Que bici usas?

Yo no era muy ciclista… si que había ido en bici de montaña por el monte de mi pueblo, pero no hacía más de 30 kilómetros. Tenía ganas de un viaje de autosuficiencia y la bici es el vehículo perfecto: se pueden recorrer largas distancias, es ecológico, puedes llevar muchas cosas en las alforjas y la velocidad a la que te mueves te permite disfrutar del entorno, y al llevar tu carpa, puedes parar donde quieras. Antes de comenzar esta aventura recorrí en bicicleta el Camino de Santiago en España, fueron casi 2.000km entre ir y volver. Era una prueba para ver si me gustaba esto de viajar en bici y para prepararme para cruzar la Patagonia. Me encantó la experiencia y me vi preparado, así que me lancé a recorrer América.

Esto que está ocurriendo afecta a toda la humanidad, habrá un antes y un después del coronavirus.

Voy con una bici que me regaló una amiga y que traje de España, es de acero, tiene 30 años, 21 velocidades, rodado 26”, pesa 18kg y no lleva suspensión. La he llamado “Peregrina” y en 5.700 km recorridos (contando los 2.000 del Camino de Santiago) ¡no he tenido ni un pinchazo! Salvo alguna avería sin importancia, me ha funcionado genial. Estaba en un trastero olvidada, y creo, que como cuando adoptas a un perro abandonado y te lo agradece dándote infinito amor, “Peregrina” se está portando como una campeona.

¿Tenias pensado recorrer solamente Argentina o ibas a recorrer otros países?

La idea, el sueño, la ilusión… era llegar pedaleando hasta Alaska. Calculaba unos 2 o 3 años. Y el viaje lo llamé: “América sin prisas”. Ahora, con la nueva situación no sé si podré llegar hasta Alaska. Creo que durante bastantes meses van a estar cerradas las fronteras. Así que he pensado, que si puedo circular por Argentina, me gusta tanto este maravilloso país, que estaría genial pedalear por aquí hasta que esto se normalice, pueda cambiar de país y seguir rumbo norte.

¿De que se trata el aplauso literario que publicaste en tu Facebook personal?

Es una iniciativa que se creó en España para homenajear a los verdaderos héroes de esta pandemia: el personal sanitario. He participado leyendo un capítulo del nuevo libro que estoy escribiendo y que una novela que transcurre durante la cuarentena. Una de las protagonistas es una enfermera, así que ese fue mi homenaje.



Contanos un poco de tu profesión

Me dedico a viajar por el mundo, crecer como persona, experimentar, investigar, aprender y compartirlo en forma de libros. Ya son siete libros publicados: tres novelas, un libro de viajes, una fábula inspiradora, un ensayo filosófico y un libro de ventas. Además, desde que salió el primero, me financio exclusivamente de la venta de mis libros. Y para ello los he vendido en la calle, puerta por puerta, en las playas, en los viajes… Calculo que habré hablado con más de 100.000 personas ofreciendo mis libros y para mí, es de las cosas más enriquecedoras que he hecho. Ahora, por lo menos de momento, tendré que cambiar de forma de venta… Se pueden conseguir tanto en ebook como en papel, en Amazon.

Facebook: Daniel Zaragoza

Web: danielzaragoza.com