Enorme desfile en honor a la bicicleta en Turkmenistán

Este país que fuera miembro de la URSS es de los pocos junto a Corea del Norte que se ha jactado de no tener ni un caso de coronavirus. Los criticos al regimen del presidente Gurbanguly Berdymukhamedov dicen que el aislamiento y la censura ha beneficiado a su pobre sistema sanitario. Con el supuesto objetivo de que el país sea «covid-free», se llegó a prohibir la palabra coronavirus y se advirtió que aquellos que usen barbijos iban a ser multados. Libre de coronavirus y sin uso de barbijos, la liga de fútbol de Turkmenistán se reanudó luego de un parate temporal.

El excéntrico presidente Gurbanguly Berdymukhamedov ha sorprendido al mundo nuevamente el pasado 3 de junio con su imponente desfile en el día mundial de la bicicleta.

Berdymukhamedov inauguró el miércoles un increíble monumento a la bici. Vestido con ropa deportiva blanca y verde, con el dibujo de un caballo, el presidente ha dicho «este transporte ecológico tiene múltiples beneficios para la salud humana».

Al presidente lo siguieron miles de ciclistas con la bandera de Turkmenistán en el manubrio. Cada pelotón vistió un uniforme diferente, cambiando los colores en cada uno de ellos y giraron alrededor del monumento a la bicicleta.

La banda musical vestida con ropa brillante interpretó el «velosport», un himno turcomano de la bicicleta. Cuando el presidente se acercó al monumento, observó ante él, un globo mundial de 30 metros de alto con un único país, Turkmenistán.

La inauguración de este homenaje coincidió con el Día Mundial de la Bicicleta. Esta celebración global fue instaurada por Naciones Unidas en 2018 a petición de Turkmenistán y otros países.

Watan Habarlary