Forever Bicycles

Las personas que visiten la Fundación Proa, en La Boca, se asombrarán por la extraordinaria obra del artista chino Ai Weiwei, de 9 metros de alto por 16 de largo llamada “Forever bicycles”. La obra formada por 1.254 bicicletas de acero entrelazadas ha llegado desde Londres en barco, en un viaje que duró tres semanas.
Esta increíble obra resignifica uno de los medios de transporte más utilizados en China como lo es la bicicleta, y metaforiza el cambio permanente de la cultura, su metamorfosis, ahora es en una estructura gigantesca de acero, luz y sombra. Ai Weiwei es uno de los uno de los artistas más importantes de la escena cultural contemporánea. Su creatividad, su sensibilidad y compromiso social se manifiestan en sus esculturas, fotografía y filmes.
Entre sus obras más reconocidas que se verán en esta muestra destaca “Sunflower Seeds”, una instalación de quince toneladas de semillas de girasol con las que tapizó en 2010 la totalidad de la Sala de Turbinas de la Tate Modern de Londres. Cada una de las semillas de porcelana fue pintada a mano por miles de artesanos chinos de la ciudad de Jingdezhen, por lo que, si bien aparentan ser idénticas, cada una es única.
La obra funciona como una alusión al consumo masivo y a la producción industrial “Made in China” que caracteriza a su país. Casi en simultáneo a la inauguración de su exposición en Proa, se estrenó la película “Human flow” (“Marea humana”), documental dirigido por Ai Weiwei y dedicado a la crisis de los refugiados, donde el artista chino recoge diferentes voces y testimonios a lo largo de 22 países. El tema de los refugiados y las migraciones está muy presente en las últimas obras de Ai Weiwei, incluida su película, tanto es así que en la Argentina se verá una obra inédita y monumental: “Ley del viaje (Prototipo B)” incluye un inmenso bote inflable de tres metros por cinco, y más de 50 figuras apiñadas a bordo.
La muestra titulada “Inoculación” permanecerá hasta el 25 de febrero de 2018 en Fundación Proa de La Boca, en Avenida Pedro de Mendoza 1929, y luego de verse en Buenos Aires, la misma muestra viajará al Centro Cultural Banco de Brasil (CCBB) de Río de Janeiro, el museo más visitado del vecino país.