La emotiva historia de «Rebeca»

Esta es la historia de amistad entre un viajero y su bicicleta. Hace un año el cicloviajero Benjamín «Petti» Balvidares (nacido en Coronel Suárez, Provincia de Buenos Aires) cumplió el sueño de realizar una travesía con «Rebeca», su compañera de dos ruedas por los hermosos paisajes del sur chileno transitando la Ruta 7, conocida como la Carretera Austral, a lo largo de más de 1200 kilómetros.

Benjamín y Rebeca ya eran amigos desde mucho antes, en 2011 lograron unir La Quiaca y Ushuaia, por la legendaria Ruta 40.

Hace unos meses Benjamín consiguió trabajo en Mar del Plata, donde como siempre llevó su bicicleta con la mala suerte que alguien en aquella ciudad se la arrebató en un descuido. Rebeca fue robada de la vereda de un comercio, de esa manera el ladrón se llevó una parte importante de la vida de este ciclista.

Petti, con la ilusión de recuperarla, publicó lo que le había sucedido en las redes sociales y se animó a dirigirse a los ladrones.

“No la desarmes, por favor… Por que si lo hacés…, estarás partiéndome el alma y también el corazón. Disfrutala, y aunque me estés arrebatando parte de mi vida, de mis sueños y de mis aventuras, deseo de verdad que la disfrutes…”, escribió en su muro de Facebook.

«Solo tienes que acompañarla, ella puede darte la llave a la libertad, a la felicidad. Ella conoce lugares escondidos en el país, cruzó ríos, atravesó puentes interminables y caminos inimaginables. Ella estuvo en canales de televisión y hasta apareció en periódicos, se tomó el atrevimiento de recorrer la mítica Ruta 40, La Carretera Austral en Chile y propuso bicisendas”.  Por cierto, como te dije, ella no es una simple bici, ella se llama Rebeca”, cerró el texto.

A pesar de la angustia, subrayó que hay gente muy buena porque pese a la distancia muchos conocidos se preocuparon.

Luego de conocer lo sucedido hasta hubo quien se acercó a su lugar de trabajo a ofrecerle una bicicleta.

«Esto es lo lindo que me dejó Rebeca, que pese a todo, siempre alguien va a darme una mano, seguramente algún integrante de ese ejército de la guarda que siempre me cuidan», dijo. También debo destacar a la gente de Mar del Plata que comenzó a compartir la historia en las redes»

[crypto-donation-box]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.