La historia de un árbol y una bicicleta

Una bicicleta que hace más de 50 años se extravió en la isla de Vashon, Estados Unidos forma parte de la naturaleza del lugar. Aunque resulte increíble, un árbol se la tragó con el correr del tiempo y la elevó a más de un metro del suelo. Su dueña se enteró hace unos años que habían encontrado su bicicleta luego que un diario local publicara la fotografía de la extraña fusión. La historia indica que Helen Punz regaló una bici a su hijo a mediados de la decada del 60, al niño nunca le gustó demasiado aquella bici al pensar que aquella era mas adecuada para una niña y un día la abandonó en lo mas lejano del bosque diciendo a su madre que se la habían robado.

Fuente: Mundo Ambiente, Dragón de luz

Ubicación del lugar: Isla de Vashon

Fotografías: Internet

una bicicleta incrustada en un árbol una bicicleta incrustada en un árbol-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.