LEF: híbrido holandés entre una bicicleta y un coche eléctrico

LEF es un vehículo eléctrico creado en Holanda ideado para aquellos que realizan viajes cortos y para los que un coche eléctrico convencional puede ser más de lo que necesitan. LEF cuenta con una cabina cerrada que protege de las lluvias y es capaz de circular a una velocidad máxima de 25 km/h y ofrece una autonomía de 30 kilómetros.

La cabina está preparada para trasladar a una sola persona. Se accede levantando una cubierta transparente y retirando su volante similar a los de los coches de carreras. Su manejo es similar al de un automóvil tradicional, ya que cuenta con pedal para acelerar y un pedal para frenar.

El diseño de este híbrido es obra de dos holandeses, Erik Vegt y Dave Goudeket de la empresa EV Mobility y su diseño es producto de varios años de labor. Dentro de Holanda es un vehículo que cuenta con la homologación para circular por vías púbicas.

Está propulsado por un motor eléctrico de 1 kW de potencia conectado a las ruedas traseras que se alimenta de una batería que funciona a 48 voltios y 10 Ah, con la que es posible transitar hasta 30 kilómetros. También se puede adquirir una batería de 20 Ah o 30 Ah que multiplican por dos y tres esta autonomía.

El cuerpo del LEF está fabricado de polietileno reciclable, que hace mas liviano su peso para que no supere los 90 kilos pudiendo llevar una carga útil máxima de 200 kilos. En su interior incluye una pantalla LCD que muestra los datos más importantes del estado del vehículo como el nivel de carga de la batería y los parámetros del viajes como la velocidad y la distancia recorrida. Tiene luces LED para iluminar la ruta y permitir que sea visible para el resto de los ocupantes de la calle. Cuenta con un puerto USB para recargar el móvil y son opcionales el juego de espejos laterales y el limpiaparabrisas eléctrico.