Libre y a pedal

Fernanda Gutierrez es nacida en Brinkmann (Provincia de Córdoba), pero vivió parte de su vida en Ushuaia (Tierra del Fuego) junto a sus padres y su hermana. Tuvimos un contacto con ella en el que nos contó su aventura en la que ya pedaleó 3510 kilómetros.

¿Como surgió la idea de hacer un viaje tan largo en bici?
En una juntada dominguera, con un grupo llamado «Amigos en Bici Cordoba» apareció un chico llamado Sebastian. Escuché que nombró Ushuaia, y en mi curiosidad le pregunté : – ¿vas a Ushuaia? Yo soy de allá. Sebastián me respondió : en diciembre voy, quiero hacer Ushuaia la Quiaca en bicicleta. Sin dudarlo un instante, le pasé mi número y le dije que yo también viajaba para las fiestas, y que lo podía recibir en mi casa. Llegó un 24 de diciembre de 2015, y cuando empezó a armar la bici en el garage de mi casa, me prometí internamente en algún momento hacer lo mismo. Le pregunté de todo, me parecía algo tan increíble. A mi ya me había picado el bichito viajero, a los pocos dias viajaba a Francia, pero nunca se me habia ocurrido hacerlo en bici, en algo que yo disfrutaba tanto. Desde ese día hubo un antes y un después. Y todo lo comencé a pensar en pos de un futuro viaje en bicicleta.

¿Cual fue el recorrido?
Soy de Ushuaia, y el 24 de enero de 2018 salí desde allá. Mi idea es llegar minimamente hasta Bolivia, siempre yendo por la Cordillera, pero a principio de mayo mis planes han cambiado debido al frío patagonico, a la altura de Zapala-Neuquén, cambie el rumbo hacia La Pampa y Buenos Aires. Actualmente estoy en Provincia de Córdoba, luego continuaré por las sierras cordobesas, La Rioja, Catarmarca y luego el NOA.

¿Que ciudades y pueblos visitaste?
Hasta el momento llevó pedaleados 3510 km, y algunos que otros aventones que suman un poco de mas de 1000 km.
Recorrí unos 700 km de la Carretera Austral (Chile) cruzando de vuelta a Argentina por Trevelin. Llevó pedaleadas 9 provincias: Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, La Pampa, Buenos Aires y ahora estoy descansado en casa de mi familia en Provincia de Córdoba.

En el Cerro Castillo (Chile)

¿Como preparaste el viaje y cuanto tiempo lo estuviste planeando?
El viaje lo preparé en menos de 5 meses, en agosto del año pasado tomé la decision de salir en bicicleta, y desde ese día casi tiempo record empece a buscar todo lo necesario. Ni bicicleta tenía. Leí muchos blogs con recomendaciones de otros cicloviajeros, aproveché toda la información disponible en la web, pero también tuve la fortuna de conocer muchos cicloviajeros en Ushuaia antes de salir, que me llenaron de confianza, me sacaron muchas de las dudas recurrentes que se tienen antes de salir, y me aconsejaron muchísimo. Era salir o salir… y así fue. En cuanto a la preparación física me anoté en un gimnasio, y cuando tuve la bicicleta hicimos algunas pruebas con las alforjas. La preparación fisica se va haciendo mas que todo en el camino.

¿Que bici usaste?
Uso una bicicleta de acero cromoly, modelo 1996 marca Zenith. Rodado 26, frenos V-Brake, y 24 velocidades (sistema Shimano acera). Hasta nombre le he puesto a mi compañera de aventuras, se llama Bartola. Es una bicicleta basica y resistente. Aunque también recomiendo viajar con bicicletas de aluminio y frenos hidraulicos.

¿Tuviste algún problema en el viaje con la bici?
Llegando a Bariloche y 2500 km a cuestas, mi sistema de cambios y la cadena dijeron basta. Me excedí con el uso de la cadena, y esta produjo el desgaste de piñones y corona, por lo que tuve que cambiar todo. En este caso aprendí, y trataré de no hacerle más de 1500 km a las cadenas venideras. También he reventado una cubierta, pero todo predecible debido al uso y desgaste propio del viaje y el peso que llevo. La cubierta por ejemplo, me la regalo un bicicletero que me había recibido en su casa. Siempre la gente da una mano inmensa y es muy solidaria. Incluso amigos cicloviajeros que he conocido en el camino, siempre me ayudan con alguna que otra cosita mecánica.

Haciendo dedo en el Camping de Cachari, ruta nacional 3

¿Como financiaste el viaje? ¿En que lugares parabas?
Antes de salir intenté ahorrar lo máximo posible, asegurando un minimo de meses con algo de dinero. Intento economizar al maximo, mas que todo con el hospedaje. Muy pocas veces pago campings, una sola vez un hostel porque me enferme y solo queria estar reposando en una cama. Intento utilizar las aplicaciones disponibles, como Couchsurfing, ward shower, y la que opcioón que mejor resulta es ir a bomberos, iglesias o lugares municipales. Para financiarme hago postales artesanales y las ofrezco a voluntad. Tambien viajo con algunas libretas artesanales que hice antes de salir, trato de hacer cosas sencillas y no tan pesadas, que me puedan ayudar. A lo largo del camino he sacado muchisimas fotos, y tambien sirven para ofrecerlas a voluntad en las plazas o lugares concurridos. Siempre digo lo mismo, si tenemos algun talento, pongamoslo a disposición, despertemos la creatividad, intentemos hacer algo y desafiar nuestro potencial.

¿Como reaccionaron en tu familia y tu trabajo cuando les comentaste del viaje?
Hubo reacciones de todo tipo, pero yo solo tomo en cuenta la opinión de mis padres. Generalmente en cada decisión importante de mi vida no busco la autorización de nadie, pero si buscaba que me comprendieran. Por suerte tengo amigos y familia que siempre me apoyan. Un día llegué angustiada del trabajo y le comenté a mi amiga cicloviajera: estoy contándoles de mi viaje a algunas personas y me dicen cosas espantosas. ¿Sola? No te da miedo que te violen, que te maten. Que soy mujer y no puedo viajar sola, y tantisimas cosas mas. Ella me respondió: – Fer no busques que te entiendan, muchos no lo entenderán, solo contales a gente de tu confianza y a la necesaria. Generalmente la gente de habla de sus miedos, que no eran los mios. Y lo mejor es cuando las personas que te quieren, te ven haciendo lo que te gusta y feliz.

¿Que recomendas a la gente que quiera hacer un viaje asi, consejos etc.?
Si hace mucho tiempo hay una vocesita interna que te dice que no estas a gusto con lo que estas haciendo, escúchate, hácete cargo de lo que sentis. Creo que muchas veces no nos hacemos cargo, porque eso significa tomar una gran decisión, y cuesta. Muchos pasamos por ese proceso de entender que queremos, qué nos hace feliz, o al menos ir tras la búsqueda de ello. Da miedo, dejar el trabajo, la famosa zona de confort, y todo lo que se construyo a lo largo de los años, siempre tendemos a la estabilidad, y lo desconocido da pavor. Te aconsejo que lo intentes, no hace falta irse a dar la vuelta el mundo, pero si animarse a salir. Te aseguro que te va a encantar, los sueños están para cumplirse, intentarlo, no dejar pasar el tiempo, y no preguntarnos dentro de algunos años ¿Y si me hubiera ido como yo queria, que hubiera pasado? No te quedes con la duda, confía en que en el momento que tomas la decisión todo comienza a fluir y poco a poco todo se irá dando, hasta que llegue ese gran día. Y no dudes y confia en la magia del viaje, cosas impresionantes pasan en el camino.

Instagram: https://www.instagram.com/libreyapedal/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.