Locos al pedal

Relato por Locos al Pedal
Somos Sami (30 años) y Fede (29 años), una pareja de cicloturistas de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos (Bs. As – Argentina) que decidió abandonar sus respectivos trabajos y estudios universitarios para aventurarse a un viaje sin retorno.
Tomar esa decisión, que para nosotros fue “LA DECISIÓN” por todo el peso que implicó, no fue fácil. Implícitamente, los mandatos familiares y las imposiciones o estructuras sociales jugaron un papel importante. Sin darnos cuenta, de alguna u otra manera, no queríamos desilusionar a quienes depositaban ciertas expectativas en cada uno de nosotros y por otra parte, buscábamos “encajar” dentro de los “esquemas” de una sociedad que tiene sus propias reglas y parámetros.

Pero, para sintetizar un poco, descubrimos que no llevábamos una vida feliz. Por diferentes razones, no nos sentíamos a gusto con nuestros trabajos y de a poco, fuimos llegando a la conclusión de que el sistema educativo al cual pertenecíamos no conformaba el espacio que esperábamos o que nos hubiera gustado que sea: un espacio donde la creatividad y el libre pensamiento estén en primer lugar; en cambio, estábamos sumergidos dentro de una institución que buscaba moldearnos a su gusto y forma.

¿Por qué debíamos vivir de una manera que no nos satisfacía? Si nosotros tenemos la posibilidad de elegir

Desilusionados y tratando de darle un nuevo sentido a las cosas, nos pareció importante tomar una decisión al respecto. ¿Por qué vivir de una forma que no nos satisfacía teniendo la capacidad de elegir?. La respuesta a ese interrogante nos llevó a decidirnos por una forma de vida alternativa. Así es como empezó nuestro proyecto “Locos al pedal”. Nos inclinamos por la opción de empezar a trasladarnos en dos ruedas. Elegimos para hacerlo bicicletas de caña de bambú. Aunque nos hubiera encantado, no las hicimos nosotros. Las están fabricando en Alvear, un pueblito que queda muy cerca de nuestra ciudad. No solo son hermosas y tienen un andar increíble sino que su fabricación genera menos impacto ambiental. Por estas razones las hemos elegido.

locos-al-pedal-1
Quellón, Isla de Chiloe.

Una vez tomada la decisión nos dedicamos a ahorrar por un año para así poder equiparnos y tener un respaldo en ruta. Ese respaldo duró menos de lo que pensábamos. Hemos tomado las oportunidades de trabajo que se nos han presentado. También hemos hecho voluntariados y utilizado Couchsurfing, son opciones que ayudan muchísimo a la hora de viajar. Actualmente financiamos nuestro viaje con la música y la artesanía. Queremos seguir viajando de la mano del auto-sustento. Llevamos 2200km pedaleados. Recorrimos un poco del sur argentino (Tierra del Fuego) y del Sur Chileno (Región de Magallanes y Región de Aysen). Recientemente acabamos de conocer la Isla de Chiloé perteneciente a la Región de Los Lagos en Chile. Nuestra gran meta, a largo plazo, es pedalear el mundo entero. A corto plazo, es recorrer América. Llegar hasta Alaska. El autosustento, la combinación de las cosas que nos gustan (ej. talleres de letra y música), algún microemprendimiento en nuestra ciudad, serán claves a la hora de cumplir con nuestras metas.
Siempre nos resulta importante destacar que solo somos dos personas, simples y sencillas, a quienes les interesa transmitir mediante lo que hacemos que cuando de felicidad se trate los tiempos de valientes deben aproximarse.

Fotografías y contacto: Locos al Pedal

Un comentario en “Locos al pedal

  • el 27 noviembre, 2017 a las 3:55 am
    Permalink

    Los felicito x lo están haciendo
    Aprendan mucho
    Les servirá para el resto de sus vidas
    Mucha suerte, buen viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.