Lowest to highest

La raíz de esta aventura es algo que nace de los momentos más oscuros cuando solo cabe una decisión sobre nuestra actitud hacia los momentos más difíciles de la vida. Es la clave para concretar aquello que nos parece imposible, sabemos que aquella es la mejor herramienta para salir y ver la luz.

Los paratletas Lucas Onan, André Kajlich y Mohamed Lahna estan emprendiendo la aventura de viajar en bicicleta desde el punto más bajo (Laguna del Carbón, Santa Cruz) al más alto de America del Sur (Cerro Aconcagua).

Historias de vida

En 2003, Andre Kajlich estaba de fiesta con sus amigos en Praga, República Checa. Bebió y bebió, hasta no recordar nada. Tres semanas después se despertó en un hospital, sin sus piernas. Le contaron que ebrio se había caído a las vías del metro y un tren lo había embestido.
“Me pregunté cómo podía ser feliz en esta nueva vida como discapacitado, y descubrí qué mágica e impresionante es la vida”.
Casi como una revancha, Kajlich se convirtió en un experimentado paratleta que realiza travesías extremas por todo el mundo con su handbike (una bicicleta que es impulsada sólo por sus manos).

Lucas Onan nació con una afección llamada artrogriposis, que ha subdesarrollado su brazo izquierdo. Eso no le ha impedido involucrarse en tantas aventuras como sea posible o trabajar en veranos en el Servicio Forestal e inviernos como instructor de esquí.

Mohamed Lahna, marroquí, el mayor de 5 hijos, nació en una familia humilde. Un defecto de nacimiento (PFFD) lo dejó sin fémur en la pierna derecha y muchos temieron que nunca caminaría. La gente no esperaba mucho de Mohamed, sin embargo, ganó el Bronce en los juegos de Río 2016 y se ha enfrentado a las carreras más épicas del mundo de resistencia, como Kona Ironman, Norseman Extreme Triathlon y Marathon des Sables 2013.

El viaje

Comenzó hace pocos días con un trayecto autosuficiente en bicicleta desde la Laguna del Carbón, Santa Cruz, transitando las altas montañas, los caminos de tierra y ripio del sur de la Patagonia. Estos tres paratletas viajan a través de Los Andes y la frontera de Argentina y Chile. Al llegar a Mendoza, Argentina, desmontarán las bicicletas,  tramitarán los permisos para escalar y procederan en una silla de ruedas todoterreno, a pie y con una prótesis a ingresar al Parque Nacional Aconcagua y luego subirán el Aconcagua de 6962 metros. Sólo serán ayudados por nuevos y viejos amigos que usan las redes sociales para darles una mano virtualmente donde sea que esten. Además un camarógrafo está cubriendo cada paso del viaje para compartir esta aventura extrema con la audiencia del mundo.