Ride with Dan Usa

El estadounidense Daniel Hurd con su proyecto «Ride with Dan Usa» recorrió en bicicleta durante tres años alrededor de 40.000 km por su país. Su viaje está destinado a crear conciencia sobre la prevención del suicidio, a partir de su experiencia personal.

«En 2017, estaba en un momento oscuro de la vida. Intenté suicidarme por tercera vez y sentí que mi vida era un vacío. Después que me dieron de alta del hospital, estaba en la etapa de decirles a todos que estaba mejor, pero en el fondo aún no tenía idea de cómo cambiar mi vida o en qué dirección ir. Mi mejor amigo había intentado durante años hacerme ir en bicicleta con él sin éxito». «Había fallado tres veces y estaba planeando un cuarto intento, antes de que uno de mis amigos me subiera a una bicicleta», dijo Hurd.

A medida que pasó el tiempo se enamoró cada vez más de la bicicleta, decidió que necesitaba hacer un viaje grande. Fue entonces cuando comenzó a planificarlo. Durante su tiempo en la Marina, había desarrollado una red de amigos en todo el país. Después de planear el viaje, comenzó a conectar los puntos a partir de las ciudades dónde viven muchos de ellos.

«Me hice cristiano en agosto pasado en Ohio», dijo. «Muchas cosas me llevaron a eso. Me di cuenta de que no tuve éxito en el suicidio porque Dios tenía planes más grandes para mí «.

Encontró algo más mientras estaba en el camino: su fe en Dios.

Al conocer a personas en sus viajes y las publicaciones en línea que hace, ha llegado a saber que ha jugado un papel importante en 55 personas que se alejaron de sus planes suicidas. «Yo estoy donde Dios me quiere, haciendo lo que él quiere que haga», dijo Hurd. «No lo creía hasta que estaba en este viaje». También tiene una nueva creencia en la bondad inherente que poseen los extraños. Se las arregla con donaciones y viviendo de la generosidad de los demás.

Dijo que encontrar fe en la humanidad y fe en Dios ha cambiado su vida y quiere compartir eso con los demás. Entonces, a lo largo de la ruta también se ha convertido en un orador público. Habló con veteranos en el Hospital Unity Point de Sioux City la semana pasada. Su bicicleta lleva 80 kg. de equipo. Incluye herramientas, repuestos, ropa, alimentos de emergencia, equipo de campamento, todo lo necesario para sobrevivir en el camino, solo. A medida que avanza el viaje, descubrió que no necesita tanto equipaje, lo cual es algo bueno. Denominó a la bicicleta como «un velero rodante» en días ventosos, por lo que trata de aprovechar el mejor clima cada vez que puede. En un día típico recorre al menos 35 km.

«Esta es la menor cantidad de cosas y la menor cantidad de dinero que he tenido y nunca he estado más feliz», exclamó.

Para el próximo verano, planea estar en Montana antes de dirigirse nuevamente al sur, en la zona de San Diego antes de viajar por la costa del Pacífico hasta Seattle, donde terminará el viaje en bicicleta, pero su viaje por la vida continúa. Se pueden hacer donaciones y se puede encontrar información sobre la prevención del suicidio en su sitio web: ridewithdanusa